ESCÁNDALO: Cambiemos intenta bajar a una de sus candidatas por corrupción de menores

El presidente Mauricio Macri trabaja junto a Rogelio Frigerio a contrarreloj para bajar la candidatura de Joana Picetti, octava candidata a diputada nacional por la lista Vamos Juntos en la Capital Federal, luego que la cabeza de lista, Elisa Carrió, pidiera que sea apartada por “inhabilidad moral”, por una causa judicial en la que está involucrada.

Picetti fue acusada de corrupción de menores agravada, en una causa que mantuvo con su ex marido por graves denuncias familiares, en las que están involucrados sus tres hijos.

23627849698_61b6d030ff_o.jpg

Por ello, el Gobierno presentó presentó dos impugnaciones, una ante la Cámara de Diputados y otra ante la Justicia electoral, para evitar que el tema escale en la agenda y pueda perjudicarlos en las urnas.

En primera instancia, el juzgado de instrucción N° 12, de la Ciudad dictó el sobreseimiento por falta de pruebas, aunque Bibulich, su ex marido, presentó otra denuncia, esta vez en la Provincia de Buenos Aires, donde la candidata de Cambiemos obtuvo la custodia provisoria de los hijos gracias a un fallo del Tribunal de Familia número 3 de Lomas de Zamora.

“En una audiencia la jueza María Silvia Villaverde me dijo en forma amenazante que no podía hablar nunca más de un video pornográfico que está online en Internet de la madre y que yo vi a tres días antes del Día de la Madre, cuando se fuga y se lleva a los chicos de mi casa”, denunció Bibulich en una entrevista con Crónica TV, del año 2014.

Apenas un año más tarde, Bibulich denunció a la jueza Villaverde y logró que el Juzgado de Familia N° 5 le otorgara la tenencia de los tres hijos e imponga una restricción perimetral contra Picetti, hoy candidata de Cambiemos.

20374276_136523386944499_4416012141338873679_n.jpg

Actualmente, el expediente sigue en trámite bajo la caratula “corrupción de menores agravada”, y se esperan nuevas medidas en los próximos días, por ello, en el oficialismo comenzaron a sonar todas las alarmas y buscan bajar la candidatura de Picetti antes que el tema escale y se convierta en un escándalo difícil de resolver.

Por su parte, Picetti aun intenta sostenerse como octava candidata en la Ciudad de Buenos Aires y no piensa renunciar a su candidatura.

La mujer, de 37 años, se desempeña además como funcionaria de AySA, aunque, en caso de mantenerse el resultado de las PASO, ingresará al Congreso como legisladora nacional, a menos que la Justicia logre evitarlo.

Fuente: El Destape
Anuncios