La esposa del presidente tomó dura determinación en contra de lo que pregona el Gobierno

La supuesta reacctivación económica, pregonada por los funcionarios del Gobierno, y los medios de comunicación hegemónicos, parece no haber llegado para los trabajadores de la empresa de la esposa del presidente Macri.

Juliana Awada, no es solo la titular de la exclusiva firma de indumentaria Awada, sino que tambíen de su empresa familiar de ropa infantil Cheeky.

En los últimos días esta firma tuvo que tomar la dura determinación de suspender a 70 de sus empleados.

Loading...

Cheeky suspendió a 70 trabajadores y no les garantiza la continuidad laboral a los vigiladores. Esto resulta ilegal por no haber iniciado el procedimiento preventivo de crisis.

La empresa de ropa infantil de Juliana Awada se ampara en supuestos recortes de gastos para dejar sin cobrar desde hace dos meses a los vigiladores de High Top Segurity.

“Las suspensiones resultan absolutamente ilegales, porque la empresa no inició el procedimiento preventivo de crisis previsto por ley para este tipo de situaciones”, comunicó la CTA de los Trabajadores.

El Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada (STVP) manifestó su absoluto repudio a la compañía de seguridad y denunció la maniobra al Ministerio de Trabajo de la Nación.

“No vamos a permitir la ganancia empresaria a cambio del hambre de los vigiladores”, aseguraron. Por esto, realizaran una marcha el jueves a la mañana a la puerta de Cheeky, en San Isidro.

Fuente: El Destape

Loading...