Policías golpearon a joven Mapuche y le pasaron por arriba con una camioneta

Martín Curruhuinca dio su versión sobre lo ocurrido el domingo en Villa la Angostura, durante una detención en la que afirma que la policía lo atropelló y trató de ocultar el hecho.

curruinca-0002685074.jpg

Desde su cama en el hospital Castro Rendón en Neuqúen, donde espera ser sometido a tres cirugías por lesiones que podrían dejarlo paralítico, el hombre aseguró que lo demoraron sin causa y relacionó lo que le sucedió con el caso de Santiago Maldonado:

“uno confía en la policía y en vez de salvarte, si pueden después te eliminan, ahí tenés el caso del pibe del Bolsón, dónde está el pibe, lo desaparecieron como una hoja en el viento.”

Según Curruhuinca, el domingo, a las 18.30, volvía de trabajar cuando unos amigos lo invitaron a unirse a ellos, que “estaban tomando algo”. En ese momento llegaron tres policías jóvenes que los obligaron a retirarse con malos tratos.

Loading...

En el intercambio de palabras, llegó un patrullero del que bajaron otros cuatro uniformados, uno de ellos dando ordenes a los demás. Fue ese mismo agente quien, de acuerdo a Curruhuinca, ordenó que lo detuvieran.

Una vez esposado, el relator asegura que lo tiraron en la caja de una camioneta Amarok de la policía y el policía que viajaba con él comenzó a patearlo, a pesar de que le pedía que se detenga ya que estaba medicado porque había sufrido una lesión con una rama de un árbol durante el temporal de viento.

Ya sin poder aguantar los golpes, Curruhuinca se levantó y, en ese momento, la camioneta frenó. Ambos hombres cayeron desde la caja de la camioneta hacia la vereda.

“Yo estaba esposado y caí con los brazos torcidos, no pude apoyarme. La camioneta retrocede y me pisa el cuello. Sentí una sensación de muerte, sentí que me pisaba la cabeza. Lo único que alcancé a gritar fue ‘me vas a matar’.  Cuando dije eso no me dio tiempo y ya tenía la rueda arriba de los hombros y de los pulmones. Siento un track que me suena en la nuca y cuando vuelve, el otro le dice ‘pará, pará boludo’. Ahí frenó.”

Luego, el hombre asegura que los efectivos estacionaron la camioneta lejos del lugar, lo arrastraron a la mitad de la calle y lo dieron vuelta “mirando al cielo”.

Recién después de esta maniobra llamaron a la ambulancia: “me dejaron ahí tirado como un perro, como esperando que muera nomás.”

Curruhuinca detalló que otros efectivos observaron lo ocurrido y que sus compañeros gritaban que lo suelten, que no había hecho nada. Además contó que el lunes a la mañana dos uniformados se acercaron para que firme su libertad a lo que él respondió: “flaco me acaban de matar anoche y me venís a tomar la libertad, vos sos gracioso ¿Sos o te haces?”.

Luego, el herido fue traslado al hospital de mayor complejidad de la provincia por la gravedad de su lesión y allí fue visitado por un hombre, que le habría dicho ser el forense, junto a una mujer que le sacaba fotos. Sin embargo, Curruhuinca lamentó que nadie le da respuestas. “La policía fue responsable de un crimen y no se hizo cargo” concluyó.

Fuente: Rio Negro
Anuncios

Loading...