El subsecretario de Juventud de la Nación y presidente de la Juventud PRO, Peter Robledo, desnudó su profundo odio de clase al afirmar que la marihuana no es mala para pibes de clase media que la utilizan de manera recreativa, pero si es nociva para los chicos de barrios vulnerables, donde

“Una cosa es el fin recreativo donde un pibe o piba que tiene una condición de clase media, que tiene un laburo, la posibilidad de ir a la escuela o a la facultad y otra cosa es lo que pasa en barrios de extrema vulnerabilidad”.

Loading...

Según explicó, la diferencia radica en “tener un proyecto de vida”, lo que en su visión clasista, solo pueden tenerlo aquellos que gozan de un buen pasar.

Loading...

MIRÁ EL VIDEO 👇

Anuncios