Cierran empresa y demuelen con topadoras las casas de los despedidos

La firma Cefas S.A., que llegó a contar con 300 empleados en Quilpo, departamento de Cruz del Eje, provincia de Córdoba, despidió a los últimos 70 trabajadores y decidió cerrar definitivamente la explotación de la mina de cal Canteras El Sauce. 

“La empresa presiona para que las familias se vayan, literalmente pasan con la topadora por sobre las casas de los compañeros”

Esto genera una situación particular, ya que se trata de un pueblo donde casi todo es privado. Por lo tanto, además del cierre de la empresa, también se viene llevando a cabo la demolición del pueblo.

Los trabajadores despedidos llevan en este momento la peor parte. “La empresa presiona para que las familias se vayan, literalmente pasan con la topadora por sobre las casas de los compañeros“, relató Leandro Rueda, delegado de ATE de Cruz del Eje.

En diálogo con el programa Maldita Suerte, que se emite por FM La Patriada, el dirigente explicó: “Estamos hablando de empresas que compran quinientas, mil, dos mil hectáreas para la explotación de cualquier emprendimiento y, dentro de esas tierras, construyen casa para los operarios. O también hay casos en los que en esas mismas tierras ya estaban habitadas por familias campesinas, y todo eso queda dentro de la propiedad de la empresa”.

“Cefas construyó una escuela secundaria, una primaria, una iglesia y su comisaría, a lo largo de los últimos diez o doce años, existió una política de vaciamiento”

“En este caso, Cefas construyó una escuela secundaria, una primaria, una iglesia y su comisaría, a lo largo de los últimos diez o doce años, existió una política de vaciamiento. Van tratando de que los operarios se vayan quedando fuera del territorio de la empresa, que vayan y vengan desde Cruz del Eje, porque ellos necesitan avanzar con la exploración y explotación de las vetas de cal”, agregó.

Fuente: Infonews