Crucificaron a un nene de 9 años en Jujuy

El miércoles se realizó en la localidad jujeña de Humahuaca la “marcha por la paz y la Justicia” que incluyó la “crucifixión” de cinco personas, entre ellas un adolescente y un nene de 9 años que terminó llorando, tras pasar tres horas atado a una cruz.

El niño pasó tres horas atado a una cruz y se lo vio sufriendo

La movilización, que es impulsada por el párroco de la iglesia local, Jesús Olmedo, incluyó la suspensión de clases previa autorización del Ministerio de Educación de Jujuy. El intento por hacer bien gráfico lo que está sucediendo con los niños en el mundo, llevó a que entre las crucifixiones simbólicas hubiera un adolescente y un niño.

La actividad generó una fuerte polémica porque el niño pasó tres horas atado a una cruz y se lo vio sufriendo. Incluso el chico en algún momento comenzó a llorar, lo que llevó a que en plena ceremonia, y advertido de lo que sucedía, el cura describiera la situación: “Me están diciendo que el niño está derramando lágrimas de dolor y me preguntan si lo puedo bajar”.

“El niño lloraba porque hacía un poco de frío. Pero también lloran los hombres”

Luego de esa intervención el chico fue bajado de la cruz y el sacerdote lo invitó a decir algunas palabras. Según relataron testigos que participaron de la ceremonia, ante el silencio del niño, el cura replicó: “No quiere decir nada. ¡El silencio es más fuerte que el grito!” Consultado por el diario Página 12, el cura argumentó que “el niño lloraba porque hacía un poco de frío. Pero también lloran los hombres”.

DEJÁNOS TU COMENTARIO